Fauna y Flora invasora

Especies exóticas invasoras

 

Actualmente en Cataluña, según el Proyecto Exocat, hay citadas un total de 1.235 especies exóticas. De éstas,  un total de 177 (el 14%) tienen un comportamiento invasor que provoca impactos considerables en los ecosistemas naturales, a otras especies o en las actividades humanas y económicas. Las especies exóticas invasoras son una de las principales causas de pérdida de la biodiversidad. Cataluña, debido a su localización, población y diversidad de hábitats y actividades es uno de los territorios donde esta problemática es más acusada.

 

Las especies exóticas, o alóctonas, son las que se encuentran fuera de su área de distribución natural. Algunas de estas especies exóticas que se han introducido en el territorio tienen la capacidad de sobrevivir, reproducirse y esparcirse por los ambientes naturales y pueden producir impactos considerables en los ecosistemas naturales, a otras especies o a las actividades humanas y económicas. Son las especies exóticas invasoras.

 

No todas las especies exóticas son invasoras, por suerte sólo un pequeño número de las especies que llegan a nuestro territorio tienen la capacidad de esparcirse y sobrevivir en nuestros ambientes naturales.

Las especies exóticas invasoras son uno de los mayores problemas por la conservación de la biodiversidad. Plantas como el penacho de la Pampa o el ailanto, o animales como el visón americano, las cotorras argentinas, las tortugas de Florida, el mosquito tigre, el cangrejo americano o el caracol manzana son algunas de estas especies exóticas invasoras.

 

En Cataluña han sido introducidos accidentalmente numerosos organismos exóticos invasores, principalmente insectos y plantas. Sin embargo, por otra parte, muchas de estas especies han sido llevadas voluntariamente, por su interés, por ejemplo, en el caso de la fauna, como animales de compañía y para el aquariofília, o en el caso de la flora, para usos ornamentales y relacionados con la jardinería, y posteriormente se han escapado o liberado en el medio natural.

 

Los trabajos de prevención son básicos en la lucha contra las EEI porque, a menudo, las especies ya naturalizadas y con carácter invasor son difíciles de erradicar. En este sentido distinguimos tres grupos de especies: 

  • Especies donde es posible su control a corto plazo: son especies muy localizadas o con presencia reciente y con técnicas efectivas de control.
  • Especies por las cuales existe métodos de control efectivo: son especies con distribución más amplía pero que la realización de un control sostenido en el tiempo pueden conducir a una erradicación futura.
  • Especies muy implantadas y su erradicación se considera imposible o con un coste desorbitado: en estas especies se intenta que no colonicen nuevos espacios o erradicarlas únicamente en ambientes naturales valiosos.

NOTICIAS